Fotografía Ludwig Van Beethoven

Ludwig van Beethoven: el secreto de sus sinfonías.

Comparte con tus amigos:

Ludwig van Beethoven es considerado uno de los más importantes compositores del romanticismo. De hecho, es sin lugar a dudas el más popular de todos los compositores en todos los tiempos. Su nombre ha transcendido el tiempo y espacio para ubicarlo como el referente por excelencia de todo estudiante y experto en música.

En esta ocasión hablaremos del secreto de sus sinfonías, pero no es nuestra intención abordar el aspecto romántico de la historia, sino lo oscuro, lo sombrío. Por esta razón no centraremos en el dolor de la personalidad que creó las más impactantes sinfonías en toda la historia de la humanidad. 

Ludwig van Beethoven: la música como único medio de expresión

Sería ingenuo pensar que el secreto de las sinfonías creadas por Ludwig van Beethoven alcanzaron ese punto por un mero amor hacia la música. De hecho, desde niño fue forzado para que hiciera de la música su único medio de comunicación.

Debido a que no socializaba con niños de su edad y en muchas ocasiones faltó a la escuela, el niño Ludwig van Beethoven solo conoció por obligación la música. Debido a este hermetismo que su padre creó alrededor de su vida, el único desahogo posible para Ludwig van Beethoven era expresarse mediante notas musicales.

Ludwig van Beethoven: romanticismo fundamentado en los maestros

Sin lugar a dudas, el enamoramiento forzado que Ludwig van Beethoven experimentó hacia música, le condujo ha conocer los nombres y las obras de los compositores maestros del barroco.

Para Beethoven, los maestros del barroco fueron la única figura paternal que estuvo presente. Mientras que, en su padre biológico solo vio la forma de un maestro dictador y alcohólico. De hecho, quizás uno de los más recurrentes recuerdos que Ludwig van Beethoven mantenía vivo acerca de su padre, era que no le dejaba dormir para que tocara el órgano delante de sus otros amigos borrachos.

Por esta razón, hay registros de la profunda admiración que Ludwig van Beethoven desarrolló hacia los maestros del barroco. En ellos encontró un mismo lenguaje y con una misma pasión, la música en su máxima forma expresiva.

Un guardián protector de la música

Además del respeto por la técnica, uniformidad, virtuosismo y expresividad de los antiguos maestros, Ludwig van Beethoven desarrollo un carácter protector hacia su música. Recordemos que, para él, esta representaba su único medio de comunicación. Por lo tanto, le resultaba intolerable que alguien no supiese o lograra expresar todo lo que sus composiciones tenían para dar.

Por esta razón, únicamente seleccionó a los mejores músicos, los más dotados, aquellos que realmente entendían la pasión detrás de las notas contenidas en cada partitura. De este modo, el público no pudo contener la necesidad de preservar el legado de Ludwig van Beethoven y que durará por la eternidad.

Conclusión

Como escribimos al inicio, no era nuestra intención abordar el aspecto romántico de la música. En cambio, nos centramos en la parte dolorosa y oscura detrás del virtuoso. Para él, la música fue lo único que conoció como medio de comunicación y llegó a amarla como nada en este mundo.

Mientras que, ella se vio enriquecida por el profundo respeto que desarrolló hacia las únicas figuras paternas que conoció, los maestros del barroco.

Ludwig van Beethoven es el dolor, la pasión, el amor y la soledad en forma de las impresionantes sinfonías que el mundo haya escuchado alguna vez.


Comparte con tus amigos:

About Adrián Cano Trompetista

Adrián Cano Trompetista
Soy apasionado por la música en todos sus ámbitos, trompetista desde hace 10 años. Actualmente me dedico al diseño web, enfocado a mejorar la educación general y musical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *