TURECK, R. – Introducción a la interpretación de J. S. Bach

Comparte con tus amigos:

Rosalyn Tureck (14 de diciembre de 1914 – 17 de julio de 2003) fue una pianista y clavecinista estadounidense, particularmente célebre por sus interpretaciones de la música compuesta por Johann Sebastian Bach. Nació en Chicago. La “Suma Sacerdotisa de Bach” (así la denominó el eximio crítico Harold Schonberg) Tureck no sólo interpretó la música de Bach, sino que ejecutó un repertorio muy amplio que incluía obras de Beethoven, Brahms y Chopin, así como las de compositores más modernos como David Diamond, Luigi Dallapiccola y William Schuman. La Sonata para piano Nº 1 de David Diamond fue inspirada en la interpretación de Tureck.

Tureck estudió en la Juilliard School de música. Entre sus maestros estuvo Leon Theremin. Precisamente, debutó en el Carnegie Hall de Nueva York tocando un theremín, el instrumento electrónico inventado por su maestro. Durante un tiempo siguió a Wanda Landowska en la forma de ejecutar la música para teclado de Bach al clavecín, pero después volvió a preferir el piano. Fue discípula honoraria del St Hilda’s College de Oxford. Entre sus muchas grabaciones, el disco que ejecutó para Video Artist International en 1993 (VAIA 1029) interpretando las Variaciones Goldberg (BWV 988) de Johann Sebastian Bach es considerada por alguna guía discográfica como la grabación de referencia de esta célebre obra. Durante los años 2000 y 2001 Rosalyn tureck vivio en España enseñando y practicando todos los dias de la semana, En concreto en Estepona en Malaga donde permanecio un años entero en retiro. Falleció en Nueva York en 2003 a la edad de 89 años. Sus grabaciones y partituras fueron legadas a Music Division y a Rodgers & Hammerstein Archives of Recorded Sound, formando ambas instituciones de The New York Public Library for the Performing Arts. En un programa especial de la CBC sobre el pianista canadiense Glenn Gould, el entrevistador comentó a Tureck que Gould la había citado como su “única” influencia. Ella respondió que ella sabía que había sido una influencia relevante en la ejecución de Gould, y que había sido muy amable en decirlo. (Wikipedia)

Con la muerte de Rosalyn Tureck, días pasados en Nueva York, a los 88 años, se cierra uno de los capítulos de mayor fidelidad interpretativa de la historia del piano; el de una vida artística totalmente consagrada a la música de Bach. Otras figuras del piano moderno remiten inmediatamente al músico alemán, como es el caso de Glenn Gould, pero para el canadiense la obra de Bach fue la base de una plataforma estética muy amplia, que llegó hasta Anton Webern y la obra completa de Arnold Schoenberg, sin descuidar a Mozart, Beethoven y los virginalistas ingleses. Pero Tureck se centró casi exclusivamente en la ejecución y en la enseñanza de la obra bachiana, lo que incluye una importante obra didáctica. “La señora Tureck —observó un crítico estadounidense— es la única persona capaz de escribir una Introducción a la Música de Bach en tres volúmenes”. Las eventuales incursiones por otros repertorios —como la que hizo en su último concierto en el Colón, en 1992, para Festivales Musicales, en un programa titulado Los románticos y el barroco— eran otras maneras de pensar la posteridad bachiana.

Tureck nació en Chicago en 1914, y realizó sus primeros estudios, entre los 9 y los 13, con Sophia Brilliant-Liven, una discípula de Anton Rubinstein que la introdujo en Bach, Haydn, Mozart, Beethoven y los autores rusos de fines de siglo XIX. Su pasión por la música del siglo XVIII no le impidió interesarse por la ejecución del Theremin, instrumento futurista que conoció y aprendió directamente de manos de su inventor (Leon Theremin).

Tureck se consagró a Bach con una extraordinaria independencia de criterio, en una época en que tocarlo en piano moderno era una antigüedad. Ella eventualmente podía ejecutarlo también en clave —como lo hizo en la Iglesia Metodista de Buenos Aires en 1985 para desconcierto de la ortodoxia historicista, alternando piano y clave dentro de un mismo programa Bach—, pero estaba convencida de que el piano era el medio de transmisión más adecuado. Tureck podía pensar que se alejaba del sonido barroco para volver a la filosofía del barroco. Como escribió en su Introducción a la interpretación de J. S. Bach: “Bach transcribió a lo largo de su vida muchas de sus obras —e igualmente las de otros compositores— para varios instrumentos solistas o combinaciones como grupos de cámara o corales. En aquel tiempo, no existía regla alguna que restringiese la ejecución de una obra específica a un instrumento en particular, puesto que los músicos no concebían de esta forma la música y su interpretación. Este es el caso de Bach, que frecuentemente escribía varias versiones de la misma obra”.

El término klavier, teclado, era genérico y servía para instrumentos que diferían mucho unos de otros. Algunos disponían de un teclado, otros de dos, y los registros y la capacidad de matices era muy variable. “El músico de entonces -concluye Tureck- no estaba tan apegado al instrumento como lo estamos nosotros hoy en día, y esa preocupación tan actual por sonoridades específicas no empezó a desarrollarse hasta mucho después de Bach”.

El público local pudo apreciar el maravilloso Bach de Tureck en 1985, con las Variaciones Goldberg . Eran unas Goldberg menos orquestales que las que vendría a hacer Barenboim aquí poco después. El Bach de Tureck era menos colorido pero no más seco. Sonaba moderno y punzante. El rango dinámico era restricto, del mezzopiano al mezzoforte. El matiz de Turek no descansaba tanto en la amplitud de la dinámica como en la fineza de la articulación, en su extraordinario modo de unir y separar, de cantar la melodía ligando las notas de dos en dos, sin que eso se oyese como un mecanismo. [MONJEAU, F. (2003) Adiós a Rosalyn Tureck]

tur
Editorial – Publisher: Alpuerto S. A.
Idioma – Language: Español
Formato – Format: PDF
Tamaño – Size: 11,4 MB
(El libro presentado no se encuentra almacenado en nuestros servidores. Full Partituras no se hace responsable por el contenido aquí presentado. El texto fue encontrado en Google Drive a nombre de Biblioteca Erik Satie y en el enlace http://bibliotecaeriksatie.blogspot.com/2015/10/tureck-r-introduccion-la-interpretacion.html | Cualquier reclamación sobre derechos, debe hacerse directamente sobre el usuario que subió el contenido o en su defecto el sitio web presentado que es quién sube y distribuye el contenido directamente y de una forma libre)

Descargar haciendo clic aquí.

Artículo tomado de http://bibliotecaperezcruz.blogspot.com.co

Comparte con tus amigos:

About Adrián Cano Trompetista

Soy apasionado por la música en todos sus ámbitos, trompetista desde hace 10 años. Actualmente me dedico al diseño web, enfocado a mejorar la educación general y musical.

2 thoughts on “TURECK, R. – Introducción a la interpretación de J. S. Bach

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *